Ocultaciones

Contenido: Introducción:

                   Ocultaciones por la luna

                  ¿Para que sirve cronometrar estos acontecimientos?

                   Reapariciones de estrellas

                   Elementos mínimos par realizar la tarea

                   Ángulos Watt para ocultaciones

 

 

Introducción:

       Una tarea en las cuales el astrónomo aficionado tiene mucho que aportar es el cronometraje de las ocultaciones de los diferentes cuerpos celestes entre si, ocultaciones que pueden ser : de planetas ocultando estrellas, asteroides ocultando estrellas,  luna ocultando diferentes cuerpos celestes, etc., en todos los casos se trata de diferentes tipos de  eclipses. Todos los eclipses u ocultaciones son importantes pero  los eclipses de sol y luna dada su espectacularidad le dedicaremos un sección aparte, en este caso comenzaremos por las ocultaciones mas frecuentes.

Ocultación de estrellas por la Luna

Por costumbre se denomina esta disciplina “Ocultaciones de estrellas por la Luna”. Quizás el termino más ajustado fuera “ Fenómenos circundantes con la Luna”. Existen Ocultaciones, Reapariciones y Rasantes. Y no solo de estrellas, también Planetas, Asteroides y otros objetos celestes. La Luna por su cercanía y en su trayectoria en los cielos, pasa por delante de los objetos más lejanos.

OCULTACIONES – REAPARICIONES

Por limbo oscuro – por limbo brillante.

( Las rasantes es un tema más complejo que merece un capítulo especial)

 

¿Para que sirve cronometrar estos acontecimientos?

Posibilitan generar una gran contribución sobre el conocimiento de la forma, posición de un asteroide, o corregir los datos de la rotación de la Tierra y posición exacta de la Luna. Toda la astronomía de posición parte de la posición de la Tierra con respecto al resto del Universo. Incluso tiene una utilidad práctica para la navegación aérea y espacial. El aficionado que aporta sus mediciones rigurosas está contribuyendo con la seguridad de los lanzamientos espaciales, etc.

Tanto la Tierra como la Luna tienen movimientos complejos. La precisión de los cronometrajes es un dato que permite ajustar posiciones. Cuando se incursione en esta disciplina veremos en las efemérides un dato que nos llamará la atención: libraciones de la Luna.

 

Ocultaciones por la luna:

Cuando una ocultación se produce por limbo oscuro podemos afirmar que resulta relativamente fácil tomar tiempo. La experiencia personal me indica aconsejar el comienzo con estas ocultaciones a modo de iniciación. Cuando una ocultación se produce por limbo oscuro vemos como paulatinamente se van “acercando” la estrella y la Luna achicando la distancia entre sí. En realidad aquí tenemos dos movimientos, el movimiento diurno diario    ( el del cielo conjuntamente con las estrellas ,etc. y el de la Luna que aparentemente deambula de Este a Oeste pero que en realidad es de Oeste a Este. La velocidad de la rotación de la Tierra supera al de la Luna haciéndonos ver ese aparente movimiento de Este a Oeste. Se van acercando hasta que la estrella desaparece detrás del limbo lunar. Esto puede ser instantáneo o tener pequeñísimas demoras. La estrella  se apaga al instante o en algunas décimas de segundos, gradualmente. La razón más común de este fenómeno no instantáneo se produce con estrellas dobles ( dobles que no son visuales o con distancias mínimas que no captan incluso los telescopios) pero que manifiestan el fenómeno mencionado de gradualidad.

La ocultación por limbo brillante requiere algunos datos más precisos para no perder el acontecimiento. Aquí tendremos la superficie iluminada de la Luna y una estrella. Cuanto más brillante resulte la estrella mejor para facilitar el momento de su ocultación. Vemos que la estrella se “junta” con el limbo brillante, pero el instante preciso que deberemos detener el cronómetro ya no es tan sencillo. Los valores de cronometración son aceptables en un rango de centésimas de segundo. Cuando la duda en un segundo debemos reportarlo como insegura. Esto se solicita en la Planilla de reporte de la ILOC y la IOTA (organismos receptores). Cuando la estrella tiene un brillo inferior a la Luna (al borde de la Luna ) no resulta accesible captar con precisión el instante de desaparición. Nada sustituirá su propia experiencia, aquí hablamos de algunas de ellas, las más necesarias para orientar el comienzo en estos trabajos. Indudablemente la riqueza de experiencias se adquieren con la práctica.

 

Reapariciones de estrellas:

A la inversa que lo anterior una reaparición por limbo oscuro será sorpresiva. Cuando en nuestro ocular se nota el limbo oscuro (luz cenicienta ) se facilitan las tareas, pero cuando debemos “adivinar” el perfil oscuro lunar la reaparición será sorpresiva y deberemos tomar en cuenta los datos que proveen las efemérides, a saber: ángulo Watt, ángulo de posición y ángulo de cúspide . Estos datos nos indicarán exactamente donde debemos esperar la reaparición consultando un buen mapa lunar.

Las reapariciones por limbo brillante son más engorrosas. Si una ocultación que “juntaba” una estrella con el limbo brillante es difícil tiene la ventaja que veníamos observando el acercamiento. Lo complicado, decíamos, consistía por las diferencias entre la alta luminosidad de la Luna y una estrella que es puntual. Aquí tendremos que apuntar la zona exacta de la reaparición con los mayores aumentos de que dispongamos y sean efectivos de acuerdo a la abertura de nuestro instrumento. La reaparición si no tenemos ubicada exactamente el lugar ocurrirá que captaremos la estrella a un costado y algunos segundos después, lo que anula el valor del reporte. También, en estas circunstancias, la magnitud de la estrella juega un papel primordial. Cuanto más luminosa resulte la estrella mejor la captaremos en su reaparición por ese diente de sierra del perfil iluminado de la Luna. Cuanto más aumentos aplicamos el campo se nos reduce transformando la ubicación del punto de reaparición en casi una exquisitez de acierto y precisión.

 

Elementos mínimos para esta disciplina:

 

   Debe gustarnos el tema

   Estudio con antelación del fenómeno

   Instrumento con capacidad óptica de captar el objeto

   Tener hora exacta (atómica), cronómetro centesimal

   Coordenadas correctas del lugar de observación

 

Concluimos por aquí esta primera entrega, en la próxima incursionaremos en las experiencias vivas al pié de nuestro telescopio o instrumento que utilicemos.

                                                                

Ángulos Watt para ocultaciones :

Se toma como origen el punto cardinal norte de la luna , se avanza hacia el este, es decir

Norte= 0º, Este =90º, Sur =180º , Oeste= 270º

 

luna1232a.jpg (39813 bytes)

 

Inicio